Cambios en el útero durante el embarazo

Redacción bbmundo · 2 octubre, 2017

La forma del útero no cambia en las primeras semanas de la gestación pero alrededor de la semana 14, el órgano se comienza a reblandecerse gradualmente.

El útero es un órgano hueco de paredes gruesas y en forma de pera, que mide cerca de siete centímetros de largo y pesa 30 gr. en las mujeres jóvenes que no están embarazadas. Su extremo inferior, o cuello, tiene forma de botón y está fusionado con su parte bulbosa de mayor tamaño, llamada cuerpo, que comprende cerca de tres cuartas partes del útero.

Imagen: Wikipedia

Al final del embarazo, el útero es un saco grande, elástico, de paredes delgadas y lleno de fluido, con capacidad de entre 4,000 y 5,000 ml. Mide aproximadamente 30 centímetros de longitud y pesa 1,200 gramos.

El crecimiento del útero, como resultado del embarazo, se debe a un marcado incremento del número de fibras musculares en la pared uterina, vasos sanguíneos, linfáticos y nervios. Asimismo, el tamaño de las fibras musculares individuales y el diámetro de los vasos sanguíneos y linfáticos aumenta de cinco a diez veces.

La forma del útero no cambia en las primeras semanas de la gestación, pero el órgano se reblandece gradualmente y alrededor de la semana 14 toma la forma de un esferoide aplanado. La parte fibrosa del cuello del útero se reblandece y se forma un tapón de moco dentro de su cavidad. Al final del embarazo, el cuello se adelgaza poco a poco, se suaviza y durante el parto se dilata para permitir la salida del bebé.

Imagen: Wikipedia

A medida que progresa la gestación, el útero se levanta llenando la cavidad abdominal. Cuando está casi a término, cae hacia delante y, debido a que el intestino grueso se encuentra a la izquierda, gira a la derecha, presionando al diafragma y empujando a los órganos circundantes. Varias semanas antes del parto, en un proceso llamado encajamiento o aligeramiento, la cabeza del bebé desciende hacia la pelvis y el útero se hunde en ésta.

En algunas mujeres, sobre todo en las que han tenido partos anteriores, el encajamiento se da hasta que se inicia el alumbramiento. Por otra parte, dicho proceso puede ser imposible en las mujeres con pelvis anormalmente pequeña, cuando el bebé es demasiado grande o si se encuentra en una posición anormal.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...