¿Alergia a la leche materna o sólo cólicos?

Redacción bbmundo · 9 octubre, 2014

No suspendas su alimentación por creer que es alérgico a tu leche. Consulta a su pediatra.

Gas, evacuaciones verdosas líquidas, movimientos intestinales y rozaduras en la zona del pañal son algunas señales que pueden hacerte pensar que algo anda mal con la alimentación de tu bebé, como que tenga una reacción alérgica a tu leche. La mayoría de los cólicos que se asocian con la alergia a la leche materna son producidos por una técnica de lactancia incorrecta o a causa de la dieta de la mamá.

Resolviendo el problema

Si crees que tu bebé tiene alergia a la leche materna, es importante que consultes al pediatra para que te diga qué puede estar pasando.

Te damos ahora algunos tips para continuar con la lactancia  en caso de que tu bebé presente cólicos continuamente:

1. Favorece tomas más largas en cada pecho

  • La cantidad de grasa de la lecha materna aumenta en cada succión que el bebé hace
  • Si cambias a tu hijo rápidamente de pecho, no podrá consumir suficiente grasa, esto hará que absorba más lactosa (proteína asociada con la alergia a la leche) de la que puede digerir
  • Al favorecer la succión prolongada de cada pecho, evitarás que tu bebé se sienta molesto y que pueda presentar síntomas de alergia a la leche

2. Para que no se atragante

  • La salida de leche materna abundante puede causarle cólicos, quien lo manifestará con enojo, llanto, arqueo de la espalda y rechazo al pecho
  • Una de las recomendaciones es que lo alimentes estando acostada boca arriba: tu bebé debe estar encima de ti

3. Cuida tu alimentación

  • Diferentes estudios han demostrado que algunas proteínas de la dieta de la madre pueden ser excretadas a través de la leche materna, afectando al bebé

 

Alimentos que pueden ocasionar cólicos

Productos lácteos (leche, queso, yogurt…)

Nopales

Melón

Mole

Adobo

Cereales de salvado

Frutas cítricas

Pepino

Chocolate
Aguacate

Chorizo

Tocino

Carnitas y barbacoa

Huevo

Mayonesa

Comida con demasiado chile o pimienta

Sandía

 

 

  • Trata de evitar estos alimentos durante un mes. Después de este tiempo, y dependiendo de los resultados obtenidos, intégralos nuevamente a tu dieta
  • Si notas que tu bebé vuelve a estar molesto, repite la acción anterior

Fuente: LacMater. Promoción, protección y apoyo integral a la lactancia materna. 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (9 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...