¿Qué hago si tengo fisuras en el pezón durante la lactancia?

Redacción bbmundo · 5 enero, 2015

No entres en crisis si tienes fisuras en los pezones, te decimos cómo prevenirlas y qué hacer si ya las tienes.

Tener fisuras en los pezones durante la lactancia es uno de los problemas más comunes cuando estás  amamantando a tu bebé y te explicamos por qué sucede esto que causa tanto dolor e incomodidad.

ASÍ DEBES CUIDAR TUS PECHOS CADA TRIMESTRE

Las fisuras del pezón se producen por la presión exagerada que se ejerce sobre él y por el roce continuo de la lengua del bebé con su punta.

Este tipo de grietas suelen ser dolorosas e interfieren en el descenso de la leche, provocando que muchas mujeres decidan suspender temporal o definitvamente la lactancia afectando el desarrollo nutricional del bebé y el vínculo afectivo madre-hijo.

¿Cómo amamantar para evitar fisuras en el pezón?

El error más común es creer que el bebé se engancha al pezón, lo cual es falso, ya que los bebés deben succionar de la areola (parte oscura alrededor del pezón). Si tienes dudas sobre las posiciones correctas para amamantar, no dejes de platicarlo con tu médico.

¿Cómo prevenir las fisuras?

  • Antes de amamantar, verifica si la areola está suave y flexible, ya que si está endurecida por la acumulación de leche será más difícil que tu bebé succione. En este caso, es bueno que saques un poco de leche previamente.
    LA IMPORTANCIA DE EXTRAER LA LECHE MATERNA
  • La mejor forma de ofrecer el pecho es sujetarlo y formar una “C” con la mano. Es decir, el pulgar por encima y el resto de los dedos por debajo.
  • Enseguida debes recostar a tu bebé de lado, de tal forma que su abdomen quede frente al tuyo. Su oreja, hombro y cadera deben formar una línea recta, así como su cabeza apoyarse en tu antebrazo y la palma de tu mano sobre su espalda. Cuida que el brazo de tu bebé quede sobre tu cintura y el otro brazo sobre su cuerpo. Tu bebé debe cubrir con la boca un área grande de tu areola. Su nariz y su barbilla deben estar en contacto con el pecho, mientras que sus labios deben verse como en forma de “pececito”.
    LAS MEJORES POSICIONES PARA AMAMANTAR
  • Después de amamantar cubre la areola y el pezón con tu propia leche, y déjala secar al aire
  • Lava tus pezones suavemente con agua y jabón neutro. No es recomendable la higiene excesiva en los pezones, porque puede remover la protección natural de tu piel, haciéndola más susceptible a las fisuras.
    EL VIDEO QUE TE MUESTRA TODO PARA UNA LACTANCIA EXITOSA

¿Qué puedes hacer si ya aparecieron algunas fisuras?

En el mercado encontrarás pomadas clínicamente comprobadas para curar las fisuras del pezón durante la lactancia. Algunas tienen dexpanthenol, la vitamina B5 que acelera el proceso natural de regeneración y cicatrización de la piel. La aplicación de una capa delgada de estas pomadas en tus pezones permitirá reanudar la lactancia en un período máximo de tres días.

ESTOS SON LOS CAMBIOS QUE TENDRÁN TUS PECHOS A INICIOS DEL EMBARAZO

Una ventaja de este tipo de pomadas es que, por ser pro vitaminas, están clasificadas por las autoridades de salud como un producto seguro que el bebé puede deglutir durante la alimentación del pecho materno, sin ningún riesgo de toxicidad. Además no contienen perfumes ni colorantes.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (10 votes, average: 4,20 out of 5)
Loading...