¿Qué es un Tamiz Neonatal?

Redacción bbmundo · 12 diciembre, 2017

Conoce su importancia y cómo puede ayudarte a cuidar la salud de tu bebé.

El tamiz neonatal es una prueba que se realiza a los recién nacidos para detectar posibles alteraciones en el metabolismo y diversas enfermedades congénitas antes de que se manifiesten. Su objetivo es tratarlas oportunamente y evitar complicaciones o consecuencias severas.

 

Existen dos tipos diferentes:

 

  • Ampliado. A través de una punción en el talón se extrae sangre para colocarla en una tarjeta de papel con un filtro especial, llamada tarjeta de Guthrie, la cual se envía al laboratorio para diagnosticar entre cinco y 60 diferentes padecimientos. Actualmente es el más recomendando y, gracias a las nuevas leyes sanitarias, se practica en todas las instituciones de salud públicas y privadas
  • Básico. En este caso se utiliza la sangre del cordón umbilical. Sin embargo, su alcance es menor, ya que sólo permite determinar enfermedades relacionadas con retraso mental

 

¿Cuándo debe realizarse?

 

Lo ideal es entre los primeros cuatro y siete días de nacido, y una vez que ha comenzado su alimentación. Cuando se hace con el cordón umbilical, debe practicarse durante la primera media hora de vida.

Algunos especialistas afirman que también es útil a los o tres meses de edad.

 

Puede prevenir:


Problemas metabólicos, hormonales y hemáticos como:

  • Hipotiroidismo congénito: ocurre cuando los niveles de la hormona tiroxina son muy bajos y ocasionan daños en el desarrollo del cerebro. Su principal consecuencia es el retraso mental
  • Hiperplasia suprarrenal: es un trastorno que afecta a las glándulas suprarrenales. Puede afectar el crecimiento de los genitales y desequilibrios en los niveles de sodio y potasio
  • Fenilcetonuria: es la incapacidad de descomponer adecuadamente un aminoácido esencial presente en los alimentos, provocando retraso en las habilidades mentales y sociales, muchas veces irreversibles
  • Fibrosis quística: afecta principalmente los pulmones y el sistema digestivo, debido a una acumulación de líquido espeso y pegajoso llamado moco. Las complicaciones más comunes son retraso de crecimiento y dificultad para aumentar de peso
  • Galactosemia: desorden que impide procesar un tipo de azúcar presente en la leche y hace que alcance niveles elevados en el hígado y sistema nervioso central. Se manifiesta con ictericia, vómitos, irritabilidad y convulsiones. En casos más severos ocasiona cataratas, problemas renales o daño cerebral
  • Anemia falciforme: se caracteriza porque los glóbulos rojos presentan un contorno anormal, lo que dificulta su paso por los vasos sanguíneos, además de provocar dolor y daños en órganos
  • Otras: deficiencias en el sistema inmunológico, hígado y/o defectos neuromusculares y cardiacos

 

¿Qué hacer si algo está mal?

 

En caso de presentarse alguna anormalidad en la evaluación, el médico puede pedir que se realicen otro tipo de estudios como electroencefalogramas, tomografía cerebral y ultrasonido abdominal para confirmar el diagnóstico y dar el tratamiento adecuado.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (11 votes, average: 4,45 out of 5)
Loading...