¡Quítale esos hábitos ya!

Redacción bbmundo · 28 julio, 2015

¿Tu hijo sigue con actitudes de bebé a pesar de que ya no lo es? Si ya sobrepasa el límite de edad o no te sientes cómoda con el hábito, erradícalo de una vez.

 Es común que no queramos reprimir ciertas costumbres en los niños para no dañar su autoestima pero podrías estarte pasando de tiempo y provocando el efecto contrario en su desarrollo. Sigue esta tabla para que puedas actuar conforme a las necesidades de su etapa.

Hábito

Beneficios
mientras
dura

Consecuencias de

prolongarlo

Límite de edad

Cómo quitarlo

Chupón

-Para calmar la ansiedad

-Para suplir la ausencia del pecho materno o biberón

– Malformación del paladar o dientes chuecos

– Si no se quita a tiempo se sustituye por el dedo o cualquier objeto

Entre los 18 y 24 meses

Llévalo al odontopediatra y pídele que le explique que como ya no es un bebé debe dejarlo atrás.

Está comprobado que el 99.9% de los niños le hacen más caso a otra persona que a sus propios padres. Haz la prueba y verás.

Biberón

– Cuando mamá regresa a trabajar o va a salir

– Para introducir la fórmula

Caries (si se deja toda la noche)

– El paladar superior no se expande lo suficiente para albergar los dientes y se enchuecan

Entorpece la respiración natural por la nariz

3 años

Una táctica muy recomendada es quitárselo si tienes planeado un viaje; dile que a donde van no hay donde preparar ni lavar sus botellas, por lo que tendrá que tomar en vaso.

Si se rehúsa a tomar leche ¡no te preocupes! Eventualmente lo hará.

Pañal

Es un básico (de tela o de plástico)

– Rozaduras

– Retraso en la independencia

Sentirse mal si otros de su edad ya no lo usan

2 años y medio

Pregúntale si se está incómodo cada que se siente sucio. Si la respuesta es sí, entonces dile que si él te avisa cuando le están dando ganas tú puedes llevarlo al baño y así evitarán que se ensucie.

Cómprale calzoncitos entrenadores con sus personajes favoritos y dile algo así como “para que Batman no se ensucie avísame cuando quieras hacer pipí”.

Carriola

– Comodidad de los padres

– Transporte a lugares lejanos

Seguridad

– No quiere caminar

Depende de ella siempre que salen a cualquier lugar

3-4 años

(peso máximo: 18-20 kilos)

Habla claramente con él y dile que si te va a acompañar no lo puedes cargar pero tampoco llevarlo en la carriola porque ya pesa más de lo que puede soportar.

Será muy difícil al principio pero puedes organizar unas carreras al auto o retarlo a que quien llegue al último compra los helados

Colecho

– Para que duerman juntos

– Estar al pendiente de sus necesidades

Falta de privacidad con tu pareja

Dependencia física y emocional hacia los padres

– Le cuesta más trabajo ser autónomo

3 o 4 años

Si ya está grande y aún se resiste a dormir en su propio cuarto, aplica la táctica de regresarlo a su cama en cuanto veas que ya se coló en la tuya. Así te lleve noches enteras debes ser paciente y firme hasta que se duerma.

Acompáñalo, cuéntale un cuento o déjale la luz prendida y la puerta abierta pero no permitas que te invada de nuevo.

Lactancia

– Proporciona más defensas y todos nutrientes en los primeros meses

– Refuerza el vínculo madre-hijo

Ninguna, es totalmente decisión tuya y de tu hijo

Hasta que mamá y bebé lo deseen

Aquí es cuestión de criterio y de cada persona que se sienta a gusto con ello.

Si a ti no te importan las críticas y quieres seguir con esta práctica ¡deja que el mundo ruede!

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...