Cambios en su ciclo de sueño

Redacción bbmundo · 15 diciembre, 2014

Sus necesidades están cambiando. Entiéndelas y mejora su descanso conforme crece.

El sueño es parte importante del desarrollo de los niños y depende de su madurez, personalidad, entorno y capacidad de independencia.

La edad condiciona estos factores y provoca los siguientes comportamientos:

• En el periodo neonatal pasa de 15 a 17 horas dormido por lo que el tiempo que descansa apenas se distingue del que está despierto

• A los 12 meses tiene miedo de que lo abandones y dejarlo en su cuna ya no es tan fácil

• A los 18 se manifiesta inquieto después de haberlo acostado. Tal vez te llama constantemente o quiere de pronto un vaso de leche

• A los dos años, aunque ya sabe que es parte del grupo familiar, utiliza cualquier treta para seguir conviviendo cuando llega la hora de dormir. Las pesadillas y terrores nocturnos inician y posiblemente despierta llorando o gritando; no te alarmes a menos de que ocurra con frecuencia en cuyo caso deberás  canalizarlo con un especialista

• A los tres se levanta y anda de un lado a otro, te pide llevarlo al baño o quiere meterse a las cobijas con ustedes

• Al llegar a los cuatro, estas costumbres han desaparecido pero pueden regresar en momentos de tensión emocional por ejemplo cuando nace un hermano

• De los cinco en adelante, el sueño dura toda la noche y debe ser profundo y tranquilo

Tips
Quizá te preguntes cómo puedes modificar estas conductas; la respuesta es mediante la autorregulación del ciclo del sueño y puedes hacerlo de la siguiente forma:

• Evita los estímulos nocturnos excesivos como juegos que demanden grandes esfuerzos físicos o provoquen emociones eufóricas

• Nunca lo manejes como un acto de castigo, pues le adjudicará una asociación nociva que puede persistir durante largo tiempo

• Permite que abrace su juguete favorito; servirá para calmarlo y no produce efecto dañinos

• Se paciente y recuerda que es normal que ponga resistencia. Algunos de los métodos que utilizará serán jalarse el pelo, picarse los ojos, cantar, hablar o chuparse los dedos; procura no usar medidas restrictivas para erradicarlos

Toma en cuenta que conforme crezca, será menos complicado. Mientras tanto ejerce tu autoridad de manera firme y comprensiva para que le inculques hábitos que lo ayuden a descansar y a crecer sano.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...