Convulsiones febriles

Redacción bbmundo · 4 diciembre, 2014

No tienen consecuencias graves en su salud, pero para ti puede ser un momento de angustia. Te decimos qué hacer para no perder el control.

Es común que a muchos niños (aproximadamente el 5%) entre seis meses y cinco años que tienen temperatura alta les dé un ataque convulsivo, es decir, rigidez en las extremidades, que se muevan de forma espasmódica e incontrolada y pierdan el conocimiento. Esto sucede cuando la temperatura sube rápidamente al comenzar una enfermedad.

Estas convulsiones son inofensivas, no están relacionadas con la epilepsia y no causan consecuencias a futuro para tu hijo. Sin embargo, pueden ser aterradoras para ti.

¿Qué hacer?

  • Pon a tu hijo en posición de reanimación: cárgalo mientras pones su cabeza más baja que el resto del cuerpo (bebés)
  • Colócalo de costado sobre el piso (niños mayores de 2 años). Esta postura mantiene abiertas las vías respiratorias
  • Jamás le pongas tu dedo o algún otro objeto en la boca
  • Pide una ambulancia, y, si es posible, comprueba cuánto tiempo duran las convulsiones. Es probable que el ataque pare antes de que llames a la ambulancia, en este caso te recomendamos acudir con su pediatra para que le haga una revisión

¿Pasará de nuevo?
Aproximadamente una tercera parte de los niños tiene convulsiones febriles con frecuencia hasta los cinco años, por lo que deberás mantener a tu hijo a una temperatura fresca si presenta fiebre. Si tiene un nuevo ataque no es necesario que llames a la ambulancia siempre y cuando las convulsiones duren menos de cinco minutos.

Por fortuna las convulsiones febriles no son graves y si las sufre su pediatra te dará el tratamiento adecuado para ellas. Recuerda que puedes evitarlas si cuidas que no se caliente en exceso. Sigue estos tips por si le da fiebre. 

Referencia: Enciclopedia “Tu bebé mes a mes”, Grupo Editorial Norma. 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...