Libros, libros y más libros

Graceland · 30 marzo, 2016

No sabes lo importante que es que tu hijo lea. ¡Tú dale el ejemplo!

Pues últimamente he andado con un estrés sobre el futuro de mis hijos que no puedo con él. Claro, no solo me preocupo, también me ocupo -aunque no parezca-. Y eso que hago todo lo que me han indicado para que lleguen a la vejez plenos y felices; dicen que con amor y buena educación es probable que lo logres.

Cuando estaba embarazada empecé a ponerles música clásica, quesque nacen más inteligentes así. Cuando nacieron, terapias de estimulación para su desarrollo, luego me clavé leyendo sobre todos los cuidados y maneras de orientarlos para que sean ciudadanos productivos y ejemplares.

Te interesa: Importancia de la música en el embarazo

Total que un día llegó a mi un artículo sobre cómo inculcar a tus hijos la lectura. Sugería que de inicio tuvieras libreros en su cuarto para que siempre vieran libros, estuvieran rodeados de ellos y fueran parte de su vida cotidiana. Después explicaba todas las bondades de la lectura, muchas que fui descubriendo y comprobando. Es totalmente cierto que desarrollas una relación más estrecha con tu hijo, enriqueces su vocabulario y lenguaje, fomentas la concentración y disciplina y favoreces a una mejor comunicación, entre otras muchas ventajas.

Te interesa: Los 18 mejores libros para niños 

Yo les aconsejo que no dejen que el tiempo pase, no piensen que su bebé es muy pequeño. Es muy importante que inicien desde que son bebés, pues aunque ustedes no lo crean, el simple hecho de leerles es estimulante. Los sonidos, las imágenes y tu voz lo ayudan a relajarse. Además favorece el desarrollo mental y emocional.

Con tanta lectura y libro en casa me volví loca y obvio muy “culta”, por lo que decidí compartir mis experiencias cada semana en mi vlog –algo como este blog pero en video en Youtube: hoy les comparto uno para que me conozcan y conozcan mis aventuras literarias con mis hijos.

La lectura me ha dejado mucho, no sólo cuando era soltera sino también ahora con mis hijos. Leer juntos es una de las rutinas diarias más lindas que tenemos. Todos los días nos regalamos un cuento antes de dormir y la maravilla de compartir juntos una aventura con nuestra imaginación.

Si me preguntan, tengo un niño de seis que habla como señor y un hijo obsesionado con la ortografía, no era el plan final, pero creo que algo esta funcionando
-y no fue la música durante el embarazo, eso sí les aseguro-.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...