4 tips para que coma

Nancy Steinberg · 13 octubre, 2015

Si no quiere comer, Nancy Steinberg te da 6 tips para que lo haga.

Con mucha frecuencia las mamás comentan que están preocupadas porque sus hijos no comen. El problema puede manifestarse de diversas formas:

  • El niño se rehusa a probar diferentes alimentos limitándose a comer únicamente lo que le gusta; no importa cuántos esfuerzos haga la mamá por convencerlo, y si se le intenta forzar, puede incluso llegar a vomitar lo que se le dio.
  • El niño tarda mucho tiempo en terminar la comida, mucho más de lo que sería razonable para su edad; juega con ella, se levanta de la mesa, platica o simplemente se sienta durante horas frente al plato.
  • Hay niños que no comen nada, parecen “vivir del aire”. Las escenas pueden parecer graciosas, pero en el fondo no lo son: la mamá le ruega al niño para que coma algo, lo persigue por toda la casa, lo regaña; ¡nada parece funcionar!

¿Qué puedes hacer para resolver estos problemas?

Uno de los secretos de una alimentación sana es desarrollar el gusto por alimentos variados; y muchas veces nosotras no permitimos que esto suceda ¡sin darnos cuenta! Veamos por qué:

  1. Desde el momento en que el bebé se sienta a la mesa “con los grandes”, empieza a aprender los gustos de la familia; de esta forma, es probable que no pruebe muchos alimentos porque a ti, a tu esposo o a tus otros hijos no les gustan.
  2. Para evitar este problema, ofrece a tu bebé todo tipo de alimentos, aún los que a ti no te gusten. Y si puedes no le hagas saber que a ti no te gustan; esto puede sonar a broma pero si lo que estás tratando de lograr es que tus hijos “coman bien”, puede resultar muy útil dejarlos formarse sus propias opiniones respecto a los diversos sabores y alimentos.
  3. Respeta los gustos de tus hijos en lo que se refiere a la comida; si los adultos tenemos la libertad de no comer aquello que no nos gusta, ¿por qué forzar a los niños a hacerlo? Por otro lado, los gustos de los niños cambian; si dejas pasar un tiempo, puedes volver a ofrecer un platillo que antes no quisieron.
  4. Cambiar la presentación o la preparación de un alimento a veces puede ser de ayuda. Así, poco a poco, puedes ir ampliando el menú de tus hijos.

 

¿Te gustaría compartir tu historia? Puedes enviar tus preguntas y comentarios a: midoctoranancy@gmail.com  y visita mi página web  midoctoranancy.com y acompáñame en Twitter y Facebook.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...