6 mitos que NO debes creer sobre la infertilidad

Redacción bbmundo · 8 agosto, 2017

Embarazarte no es una misión imposible; derriba los mitos acerca de la infertilidad.

Tener hijos o no tenerlos, sin duda, es una de las decisiones más importantes en la vida de las personas. Cuando las parejas deciden convertirse en padres, a veces se imponen realidades que, casi siempre, se convierten en retos para los cuales deben estar más unidos que nunca.

Una de estas realidades, es la infertilidad. De acuerdo a datos de la OMS, una de cada 4 parejas en el mundo presenta un conflicto relacionado con la fertilidad. En México, según a datos del INEGI, hay aproximadamente 1.5 millones de parejas que presentan este problema, y menos del 50% de éstas acude a un especialista para buscar soluciones a este padecimiento.

Estas cifras no son más que una muestra de que las leyendas y las falsas ideas sobre la infertilidad, provocan que las parejas se abrumen ante este reto.

Es por esto, que te presentamos algunas mitos que suelen rodear a este tema para que, si tú y tu pareja buscan concebir, les quede muy claro que no deben creerlos y no hay nada como acudir con un profesional. 

Mito: Te embarazarás al primer intento

Esto es casi imposible. De acuerdo a los expertos, hasta los 30 años de edad de la mujer, el “embarazo al primer intento”, tan solo tiene 25% de probabilidad de que suceda; después, a los 38 años de edad, desciende hasta el 12%; a los 40 años, al 7%, y a los 43 solo un 3-4% de las mujeres conseguirá la gestación en un mes.

Mito: La infertilidad no tiene solución

Afortunadamente, en esta era hay avances científicos y médicos que son de gran utilidad para tratar distintos problemas de la salud.

En el caso de la infertilidad, existen muchos factores que pueden ocasionarla, pero también son muchas las técnicas desarrolladas para combatirla.

Por eso, se pueden encontrar tratamientos tradicionales como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, hasta técnicas altamente innovadoras como la microinyección espermática.

 

Mito: La infertilidad solo es un problema femenino

 

Según los expertos, el 55% de los casos de infertilidad se deben a factores femeninos, pero el resto de los casos son masculinos.

De hecho, la capacidad del hombre para dejar embarazada a una mujer en un período de seis meses, desciende un 2% anual un vez supera los 24 años de edad, afirman los investigadores de la Brunel University de Londres. En este caso puede ser un factor masculino como la dificultad de movimiento del esperma o la baja calidad seminal.

 

Mito: La enfermedades de transmisión sexual no tienen relación con la fertilidad

 

Existen infecciones, como la clamidia o gonococo, que pueden influir en la fertilidad masculina, afectando la calidad del esperma, y en la femenina, dañando las trompas de falopio.

Por esto, es sumamente importante que cualquier enfermedad de transmisión sexual sea tratada de inmediato y que, como pareja, sean sinceros a la hora de asistir al ayuda profesional para quedar embarazados.

Mito: Hay posiciones que favorecen el embarazo

 

Es una falacia la idea de que la mujer debe ponerse bocarriba después del coito para que el esperma llegue más rápido al óvulo.

Lo más importante es que, si están intentando concebir, ambos disfruten de las relaciones sexuales y no lo hagan como una obligación.

Cuando ambos llegan al orgasmo con eyaculación en el fondo de la vagina, las contracciones del útero favorecen la transición del esperma. El estrés por conseguir el embarazo, podría provocar que ninguno de los se concentre en sentir placer.

 

Mito:  No hay nada que propicie la infertilidad

 

Aunque no lo creas, factores como la contaminación, el estilo de alimentación o los pantalones ajustados en hombres podrían intervenir en la fertilidad.

Por ejemplo, los pantalones ajustados en hombres provocan que la temperatura de los testículos aumente y provoque que el semen disminuya su calidad.

Además, el ambiente, las aguas e incluso los productos de alimentación que contienen disruptores endocrinológicos (plásticos, pesticidas, medicamentos, etcétera) repercuten en la fertilidad.

Un estudio, realizado en la Universidad de Stanford, añadía que los hombres que tienen trabajos que requieren fuerza física tienen más dificultad para concebir. Y que algo parecido sucedía con la toma de ciertos medicamentos, como son los que tratan la artritis, la depresión, problemas digestivos, infecciones, hipertensión y cáncer.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 4,25 out of 5)
Loading...