6 cosas que debes hacer si quieres embarazarte

Redacción bbmundo · 9 agosto, 2017

Si tú y tu pareja están buscando convertirse en padres, esto les interesa.

Una de las decisiones más importantes en la vida de pareja es la de convertirse en padres.

Si tú y tu pareja han decidido dar el gran paso, deben saber que esto conlleva una dedicación de tiempo y atención con la finalidad de crear el mejor ambiente posible (interno y externo) para darle la bienvenida al bebé.

Es por esto que te compartimos cinco cosas que debes hacer si quieres embarazarte:

 
 

1) Visita al ginecólogo

 
 
Cuando planeas quedar embarazada, es muy importante que lo platiques con tu ginecólogo en una consulta preconcepcional, para que haga los análisis necesarios de padecimientos como quistes ováricos, endometriosis, diabetes o inflamación pélvica, etcétera,y, a la vez, te recomiende soluciones para tener todo bajo control al momento de la concepción.

Asimismo, el especialista te recomendará si debes tomar ácido fólico, vitaminas o algún

complemento nutricional para mejorar tu organismo y prepararlo para albergar a un bebé. 
 

Además, puedes elaborar un plan de seguridad para que conozcan sus derechos para recibir atención digna, de calidad, con pertinencia cultural y siempre se respete su decisión y esté consciente de todo lo que sucederá durante el parto.

Según la ENADID 2014, aproximadamente 80% de las mujeres de 15 a 49 años con embarazo en el periodo señalado, tuvieron su primera revisión prenatal hasta el primer trimestre del embarazo. Las mujeres de 45 a 49 años son quienes tienen el porcentaje más bajo, que es de 78.4% y  sólo el 10.3% no tuvieron revisión prenatal.

 

2) Adiós a los malos hábitos

 
De acuerdo a diversas investigaciones científicas, fumar y beber alcohol disminuye la calidad de
los ovarios y los espermas, provocando que se dificulte el embarazo.

De igual forma, estas sustancias, consumidas durante el embarazo, pueden provocar desde problemas cardiacos hasta deficiencias mentales en los bebés.

También es recomendable reducir el consumo diario de cafeína. Aunque no existe una investigación específica que haya encontrado una relación clara entre el consumo de cafeína y los problemas de fertilidad, por lo general se recomienda un consumo de 200 a 300 miligramos de cafeína al día cuando se está tratando de concebir (más o menos dos tazas de 8 onzas de café no cargado).

 
 

3) Mejora tu alimentación

 
 
Los efectos de una buena o una mala nutrición son factores clave para potenciar o debilitar la fertilidad.
Por ejemplo, en las mujeres, un peso deficiente afecta el ciclo de ovulación. Y en los hombres, de acuerdo con Before your Pregnancy: A 90 Day Guide for Couples on How to Prepare for a Healthy Conception, el esperma que eyaculan hoy se produjo hace 90 días, así que indudablemente lo que coman los afectará en el futuro.

Además, está comprobado que existen vitaminas y minerales que se obtienen de los alimentos vegetales que favorecen a la fertilidad.

Si tienen la posibilidad de visitar a un nutrisionista cuando planean embarazarse, es la opción ideal, ya que podrá decirles qué comer en específico.

 

Ya en el embarazo, comer por dos siempre ha sido un error, solo se requiere de un incremento de 300 kcal por día, reducir el consumo de sal y tomar decisiones inteligentes para ingerir alimentos ricos en  fibra, y nutrimentos.

Una mujer embarazada debe comer: alimentos más ricos en ácido fólico son hígado, huevo, carnes, verduras de color verde oscuro como berros, acelgas, espinacas, quelites, lechuga, brócoli, frutas como la naranja, el trigo completo (integral), así como las nueces .

El aumento de peso debe ser gradual y no mas de 12 kilos.  Según estimaciones mundiales recientes de la OMS para 2014 más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones eran obesos y donde aproximadamente 40% eran mujeres con sobrepeso y obesidad.

4) Conoce tu ovulación

 
 
Muchas parejas creen que tener sexo diario es útil para concebir. Sin embargo, los especialistas señalan que eso podría ser hasta contraproducente, ya que los espermatozoides tardan en recuperar la calidad y volumen ideal para fecundar el ovulo.

Tampoco será de gran utilidad dejar de tener sexo y esperar únicamente a los días más fértiles, porque aunque se guarde más esperma, eso no mejora su calidad, de hecho podría ser perjudicial.

Para Antonio Gosálvez, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Quirónsalud y profesor de Fisiología Reproductiva de Universidad Europea de Madrid, las veces que deben tener sexo para embarazarse es en los “días alternos desde el día 10 al 14 del ciclo que es cuando hay más posibilidad de que se produzca la ovulación”.

 

 

5) Adiós al estrés

 
 
Es importantísimo aclarar que los embarazos no suceden al primer intento. Este será un proceso en el que tú y tu pareja deben poner de su parte y, sobre todo, no deben forzarlo. 
El estrés puede modificar el ciclo menstrual. Está comprobado que las mujeres expuestas a altos niveles de estrés, pueden sufrir falta de ovulación.

También el exceso estrés afecta al hombre ya que interviene en los niveles de testosterona y la producción de esperma.

 
Sólo el 20 por ciento de las parejas logra concebir durante el primer mes de intentarlo, mientras que entre el diez y el 15 por ciento pasa por un período de fertilidad. Para la mayoría, la demora hasta el embarazo es de un año.
 
 

6) Vitaminas 

 
 
 

Toda mujer que quiera embarazarse, o ya esté embarazada, debe ingerir acido fólico, vitaminas y mutivitaminicos para evitar padecimientos como:

Malformaciones congénitas, defectos del cierre del tubo neural, preeclampsia, retraso mental y anemias. Abortos, partos pretérmino, CIR y bajo peso. Prevenir anomalías morfológicas, cardíacas, vasculares y urinarias

Se  aconseja un suplemento con 0,4 mg de ácido fólico al día en el mes previo a la concepción y, al menos, durante el primer trimestre. En caso de antecedentes previos de malformaciones la dosis será de 4 mg/día.

En el embarazo 

 

Cuando tú y tu pareja lograron concebir, también es importante que lleves a cabo ciertos cuidados para que los cambios sean graduales y no afecten a tu cuerpo. 

 

1) Cuida tu piel 

 

Debido a la acción de las hormonas, la piel sufre alteraciones como la hiperpigmentación. También son importantes las cremas antiestrías, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de la piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido. 

 

2) Salud emocional

 

Algo muy importante es buscar información que te guíe la en el proceso de embarazo y crianza.  También es bueno hablar de otros temas, respirar y concentrarte en cosas que te hagan sentir bien.

 

3) Cursos de educación perinatal ( Psicoprofilaxis )

 

Son indispensables porque te darán la información necesaria para poder planear tu parto, escoger el lugar de nacimiento, disminuir la ansiedad.

 

4) Descanso 

 

La mayoría de las mujeres siente cansancio y mucho más sueño de lo normal en los primeros meses del embarazo y durante toda está etapa.

Descansar es parte fundamental para llevar un embarazo más sano y mayor beneficio al desarrollo del bebé .

En cada trimestre del embarazo, las alteraciones son diferentes; es muy común que al principio sientas sueño a toda hora del día, mientras que en los últimos meses, el tamaño de la panza y los nervios te impidan dormir de manera regular.

5) Ejercicio 

 

Mejora la circulación, estimula la liberación de endorfinas y se recomienda ejercicio cardiovascular como yoga, natación y caminar.

El ejercicio ayuda a prevenir preeclampsia, diabetes gestacional, la ganancia excesiva de peso; mejora el rendimiento del embarazo, la estabilización de humor de la madre, el menor riesgo de venas varicosas, trombosis venosa, la reducción de disnea, la disminución de lumbalgia.  

Se ha demostrado que no existe contraindicación para el ejercicio físico ni para la madre ni para el feto.

6) Estudios  prenatales

 

Los ultrasonidos son indispensables para tener diagnósticos oportunos. En el primer trimestre del embarazo se realizan grupo y rh, BH, inmunología para TORCH, VIH, VDRL, Hepatitis B, Urocultivo, citología vaginal. 

Asimismo,  debe realizarse un ultrasonido estructural en la semana 12 de gestación para descartar enfermedades cromosómicas como el síndrome de Down, la translucencia nucal (TN) o medición del pliegue nucal, (esto consiste en medir con ultrasonografía de alta resolución un espacio anatómico, en la región de la nuca del bebé, en donde se acumula líquido de forma fisiológica y transitoria en esta etapa de la gestación (primer trimestre) que puede detectarse -y medirse- en el ultrasonido).  

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (9 votes, average: 4,89 out of 5)
Loading...