Maneja el estrés durante el embarazo

Redacción bbmundo · 13 febrero, 2015

El estrés durante el embarazo puede afectar más de lo que crees a tu bebé.

Es importante recordar que las embarazadas no están exentas, pues los cambios que algunas tienen durante esta etapa pueden ser poco agradables, por ejemplo, la transformación de su cuerpo, las modificaciones de la casa, dejar el trabajo, sentirse poco atractiva, tal vez tener un embarazo no planeado, etc., pueden ocasionar un estado de inconformidad que genera emociones desfavorables tanto para ella como para el desarrollo del bebé.

El estrés es una reacción que afecta al cuerpo y que es generado por la mente, alterando el organismo y su funcionamiento. Cuando una embarazada vive episodios constantes, éste puede afectar al bebé, sobre todo si la mamá ha retirado su contacto con él. Es importante mencionar que si se ha experimentado durante el embarazo de manera ocasional, no tendrá efectos tan nocivos, como aquel que se vive por un largo periodo.

Es posible que ella conozca el daño que puede causarle a su bebé cuando ella experimenta este sentimiento, pero ignora cómo protegerlo. Hay varias cosas que puede hacer, la primera es no retirarle su amor, debe seguir con sus canales de comunicación abiertos, tiene que enviarle mensajes positivos, alentadores, ya sea a través de su pensamiento o con sus palabras, para que su hijo se sienta siempre amado, seguro y aceptado. Manteniendo esta unión, ayudará a que siga creciendo sano.

Ejercicio 1

Tómate un tiempo de privacidad para que te pongas en contacto con tu bebé sin que te interrumpan. Escoge una postura cómoda, cierra los ojos. Usa alguna pieza musical suave, tranquila, que te produzca ternura y amor, que ayude a crear el vínculo afectivo con tu bebé. Empieza a imaginarlo dentro de ti, mira su pequeño cuerpo, sus piernas, manos, cabeza, sus ojos, todos sus detalles y observa cómo se mueve tranquilo en su ambiente uterino. Ahora, siente tu corazón, el área de tu pecho, cómo te llenas de amor, de gozo hacia él siente que todo tu cuerpo se expande con esta emoción, envíale ese amor, imagina que se baña con este sentimiento y que se pone feliz al sentirte. También su cuerpo se expande de amor, y tú sientes la conexión intensa que hay entre ambos. Quédate un rato experimentándola, luego despídete de tu bebé en este ejercicio.

Ejercicio 2

Escoge una pieza musical con letra que te guste mucho, y que te haga sentir feliz y en contacto con tu bebé. Realiza el ejercicio cuando te sientas con plena libertad para expresarte a través del canto y no estés cohibida por si alguien te escucha. Si te consideras mala para cantar no te preocupes, tu hijo no sabe lo que es ser entonada, así que sólo déjate fluir con tu canto, vive la emotividad que la música te genera y siéntete conectada con él. Lo que verdaderamente le beneficia, es lo que sientes al cantar y lo que te genera a nivel físico.

Ejercicio 3

Para realizar esta técnica se aconseja un lugar cómodo, sin mucho ruido, donde puedas tener controlde la luz y no seas interrumpida. Usa ropa cómoda y acércate una cobija para poder recostarte o tenderte plácidamente. Para ambientar y apoyar el proceso puedes usar aromas como el incienso, y por supuesto, música. Puede ser con sonidos de la naturaleza, new age o cualquier otra, siempre y cuando te relaje.

Recuéstate y toma conciencia de tu cuerpo y tu respiración, ésta debe de ser profunda. Inhala la mayor cantidad de aire posible, siente cómo tus pulmones se llenan, crecen y se expanden. Durante todo el ejercicio trata de no perder la consciencia de tu respiración, esto te ayudará a concentrarte y no quedarte dormida, de ser así, no te preocupes, descansa e inténtalo de nuevo hasta que hagas el ejercicio completo sin dormirte.

Las mujeres que viven un embarazo relativamente calmado, suelen tener niños más tranquilos y partos más fáciles. Si practicas con regularidad la relajación, habrá una preparación que favorecerá que estés más cooperativa con el trabajo que debes de hacer para facilitar el parto, fluyendo más libre a la culminación de esta etapa; además de que te ayudará a que éste sea más rápido y el bebé no sufra tanto tiempo esta experiencia tan significativa en su vida, como es nacer.

Hechos

  • Cuando una embarazada vive estados de estrés constantes, debido a alguna experiencia fuerte ocurrida de manera circunstancial, éste puede afectar al bebé, sobre todo si la madre ha retirado su contacto con él.
  • Las mujeres que viven un embarazo relativamente calmado, suelen tener niños más tranquilos y partos más fáciles.
  • Cuando estás estresada, la tensión que tienes ocasiona verdadero dolor durante el parto, así que es muy importante romper este ciclo.
  • Vivir un embarazo relajado, en calma, permite disfrutarlo y no estar enfocada en las molestias o achaques, sino vivir con plenitud y regocijo el periodo de gestación.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...