¿Puedo usar anticonceptivos durante la lactancia?

Vladimir Azpeitia · 2 marzo, 2018

Espera al menos 20 días después del parto para que el ovario retome su ciclo.

¿Se puede o no usar anticonceptivos durante la lactancia? La respuesta es sí, pero debes tener precaución, ya que si el que estás acostumbrada a tomar tiene estrógenos, no puedes usarlos, porque afectan tu producción de leche y pueden dañar su desarrollo motriz y cognitivo.

Algunas mujeres creen que darle pecho funciona como método anticonceptivo, lo que no saben es que será efectivo solamente si se lleva de manera exclusiva, sin el uso de fórmula y a libre demanda (cada vez que el bebé tenga hambre) o en caso de trabajar, realizando su continua extracción.

Te interesa: Más mitos sobre la lactancia

En este periodo no puedes elegir cualquier anticonceptivo: debes informarte sobre los efectos hormonales que causa, ya que muchos llegan a alterar tanto la producción como la calidad de tu leche, que es lo más importante para tu bebé en esta etapa de crecimiento.

Te interesa: ¿Qué tanto sabes de anticonceptivos? 

 

¿Qué anticonceptivo puedes tomar durante la lactancia? 

 

Después de que tu bebé nace, lo mejor es esperar al menos 20 días para que el ovario logre retomar su ciclo normal. A partir de la sexta semana posparto puedes comenzar a utilizar un anticonceptivo libre de estrógenos. Los de este tipo, a diferencia de los combinados que puedes utilizar en cualquier momento, contienen progestina una molécula que inhibe la ovulación. Los combinados contienen estrógenos que pueden dañar la producción la leche y afectar al bebé transmitiéndole estas moléculas.

La píldora sin estrógenos, además de tener una eficacia anticonceptiva igual que la píldora tradicional, no afecta la cantidad ni la calidad de la leche, permitiendo que tu hijo se desarrolle sanamente. Antes de seleccionarlo, acude con tu ginecólogo para que haga una valoración personalizada y considere los distintos factores de riesgo. Él podrá orientarte sobre las opciones que tienes en esta etapa.

Te interesa: Anticonceptivos reversibles 

 

Aléjate de los estrógenos

 

Los que contienen este tipo de hormonas alteran la prolactina que es la hormona que da la información a la glándula mamaria para producir más leche, provocando que no genere la cantidad adecuada y reduzca sobre todo la cantidad de proteínas y carbohidratos que incluye.

Además, ya que los estrógenos son medicamentos hormonales sintéticos, afectan directamente su desarrollo psicomotor y podrían provocar algunos trastornos en su crecimiento. En el caso del oral con progestina, las cantidades de esta hormona que llegan a pesar del organismo de la mamá son significantes, por lo que no tiene efectos secundarios en el niño. Su función es alterar solo el sistema ovárico, no el de la glándula mamaria, así que no pasa a través de la leche materna.

Te interesa: Estrógeno, la hormona que te hace mamá

Aunque muchas veces se recomienda tomar el anticonseptivo oral con progestina por más de un año, lo ideal es volver con el ginecólogo a los seis meses de iniciar el tratamiento para que determine si puedes continuar con él o necesitas cambiarlo.

 

Ojo con estos 3 mitos:

1.- No se ovula durante la lactancia: Esto es totalmente falso, porque durante todo este periodo se puede ovular de manera normal.
2.- La lactancia es un anticonceptivo natural: También es falso, ya que si se da leche materna de manera exclusiva y continua da protección anticonceptiva pero no se garantiza al 100%.
3.- Lactar varios hijos podría causar cáncer: De igual forma es falso. De hecho, estudios han señalado que la lactancia disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama u ovárico.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (11 votes, average: 4,18 out of 5)
Loading...