Jugar en familia

Graceland · 16 diciembre, 2015

No olvides que uno de los primeros vínculos que tenemos como ellos es el juego.

Como padres somos quienes educamos y damos el ejemplo a nuestros hijos, somos el motor en su desarrollo. Uno de los primeros vínculos que tenemos como ellos es el juego, que generalmente es considerado como simple diversión y entretenimiento, pero en realidad tiene varias funciones mucho más importantes:

  • La primera es educativa, porque les permite desarrollar distintas habilidades como el desarrollo afectivo y emocional (autoestima, empatía, expresión emocional), el desarrollo cognitivo (autocontrol, toma de decisiones responsables, actitudes positivas hacia la salud, valores universales) y las habilidades sociales. En especial, es importante trabajar con ellos y desarrollar su inteligencia emocional para que en la vida adulta manejen mejor sus emociones y sean más resilientes ante situaciones adversas. Cuando somos pequeños no somos capaces de entender lo que sentimos y a través del juego logramos identificar emociones.
  • En lo que se refiere al área social, el niño aprende cómo interactuar con la gente que le rodea, por eso es importante que los padres nos incorporemos a las actividades con los hijos. Llevamos una vida muy acelerada y de pronto no nos queda tiempo para estar con ellos. Si nos damos ese espacio aun cuando estamos muy cansados podemos establecer mejores lazos afectivos.

Jugar en familia nos ayuda a relajarnos, a tener mayor comunicación, a integrarnos, desarrollar su creatividad e imaginación. Incluso hay estudios que desmuestran que el juego logra una unión más fuerte entre la familia y que cuando los niños crecen tienen menos problemas en la adolescencia gracias a los vínculos que establecieron desde pequeños.

Es muy importante que tengan un espacio especifico para jugar; es decir, dónde tener los juguetes y siempre comprarles los que son adecuados para su edad. Cada juguete tiene distintos grados de precisión y de desarrollo de habilidades. No nos adelantemos, por que por algo viene la indicación marcada en la caja.

Hay que darles libertad a la hora de jugar: está bien que los guiemos, pero es mejor dejar que ellos inventen y hagan sus propias historias; esto fomenta la creatividad y la imaginación.

No olviden:

  • Jugar en casa por lo menos media hora al día
  • Planear las actividades que haremos con ellos con antelación
  • No olvidar que cualquier actividad se puede convertir en un juego y aprendizaje

Espero que en esta época se cumplan sus más lindos deseos y que todos esos regalos que reciban sean un motivo más de unión entre ustedes y sus hijos. Así que a disfrutar las fiestas navideñas en familia. ¡Felicidades!

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...