Mi hijo no es lo que yo esperaba

Evelina Valdés · 25 octubre, 2017

Cuando abrazas a tu hijo, ¿sientes que debería ser otro hijo? ¿Experimentas enfado y/o frustración al verlo?

Los hijos son territorios nuevos, desconocidos, que necesitan ser explorados con atención, sin juzgar, estando presente momento a momento, requieren ser vistos, aceptados, contenidos, sentirse seguros y protegidos para poder desarrollarse, crecer y ser felices.

CLIC EN REPRODUCIR EN NAVEGADOR

Mindfulness puede definirse como “la conciencia que surge de poner atención al momento presente sin juzgar”. Eso también incluye las necesidades de los hijos, a cambiar la perspectiva y a resignificar la relación, generando un ambiente familiar menos estresado, consistencia en los límites, flexibilidad en las estrategias de educación que promueven el óptimo desarrollo psicosocial de padres e hijos y, principalmente, el fortalecimiento de vínculos entrañables que perduran en las diferentes etapas de la vida.

Es un ejercicio en conciencia y voluntad que para reconectar la relación entre padres e hijos.

  1. Acepta: Los hijos nos provocan todo tipo de emociones, no sólo amor, alegría o satisfacciones. También nos generan enojo, resentimiento, tristeza, desagrado. Las emociones son parte de la experiencia humana y son desencadenas por cualquier estímulo.
  2. Observa: Aprende a ser observador de los propios pensamientos, emociones y sensaciones corporales. De esta manera podrás diferenciar entre tus expectativas y las necesidades de tu hijo.
  3. Regula: Realiza prácticas que regulen el estrés, las emociones y promuevan la calma.
  4. Comunica: Haz contacto visual con tu hijo, pon atención a tu expresión facial, tono de voz y postura corporal. ¿Quieres receptividad y calma? No grites, mantén tu cuerpo en actitud protectora no amenazante.
  5. Escucha atentamente: Escucha a tu hijo, date cuenta el momento en que la mente se aleja o comienza a juzgar.
  6. No juzgues: Date cuenta de lo fácil que es para la mente juzgar y la tendencia a que las cosas sean a nuestro modo.
  7. Dedica un tiempo para calmar y vincular: Haz prácticas de atención, juega, camina, lee.
  8. Detente. Durante el día date cuenta de las sensaciones de tu cuerpo y alivia cualquier sensación de tensión.
  9. Respira. Enfoca tu atención en tu respiración, te dará calma.
  10. Empatiza: Trata de ver las cosas desde la perspectiva de tu hijo.

 

Los padres que practican Mindfulness y la integran a su estilo de crianza desarrollan la capacidad de estar presentes para sus hijos, con mayor aceptación y menor reactividad, a identificar y reconocer las propias expectativas, a ver y aceptar.

Una buena práctica es colocar tus manos frente a tus ojos y trata de ver el cielo entre tus dedos; es probable que solo veas partes y no puedas verlo en su totalidad. Las expectativas para nuestra mente son como los dedos frente a nuestros ojos, no nos permiten ver con claridad, son filtros a través de los cuales pretendemos ver lo que nos rodea.

Desde el momento en que una pareja sabe está esperando un hijo surgen expectativas, ¿quieren niña o niño? El deseo que sea sano, que se parezca a alguien en particular, que se comporte de una manera determinada, que sea académicamente exitoso, que elija adecuadamente una carrera, una pareja y por supuesto que sea feliz, lo que sea que eso signifique para los padres.

Las expectativas surgen a partir de creencias y experiencias previas; generan reacciones y conductas automáticas y si no son cumplidas provocan frustración y dolor tanto para los padres como para los hijos.

Viendo a mi hijo más allá de mis expectativas

 

¿Cómo manejar la frustración de las expectativas no cumplidas? ¿Qué hacer con la culpa que provocan las emociones negativas hacia los hijos? ¿Cómo poder ver a mi hijo en su totalidad, más allá de mis expectativas?

 

Evelina Valdéz es psicóloga especializada en programas basados en la práctica de Mindfulness. Desarrolla e imparte talleres Mindfulness para establecer mejores vínculos, reconocer las necesidades de sus hijos y ayudar en su desarrollo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (10 votes, average: 4,40 out of 5)
Loading...