No te tortures si todavía vives en casa de tus papás

Redacción bbmundo · 8 febrero, 2018

Sobrevive a la presión social que sentirás luego que nazca tu hijo y no tengas un hogar propio.

Tienes años felizmente casada, esperas a tu primer bebé (o al fin tienes a tu primogénito), pero… aún estás en casa de tus padres y eso te preocupa.

No te angusties, analiza cuáles son las razones que te han obligado a permanecer en su casa y piensa bien si son señales de dependencia económica o afectiva o sólo se trata de una circunstancia temporal pues en estos momentos ellos representan un apoyo muy importante para tu desarrollo profesional, o para tu plan de adquirir tu propia casa. En ese sentido, admítelo: vivir en su casa representa innumerables ventajas, sobre todo si tú y tu pareja son padres trabajadores.

Piénsalo: ustedes trabajan todo el día y acabas de tener a tu bebé. Lo que menos deseas es ir corriendo a la guardería, ¿cierto? Así que regresando a casa de tus papás mataste dos pájaros de un tiro: no te desgastaste buscando una guardería a prueba de tus más oscuros temores y dejas a tu hijo con una persona de tu entera confianza: tu mamá.

Sin embargo, evita perder de vista que esta situación es sólo un apoyo en momentos difíciles (económicos o emocionales), así que lo más importante es no desatar conflictos, lo que dependerá de ti y tu capacidad para negociar con ellos.

  • Space
    Space, the final frontier.
  • Space
    Lets Rocket!
  • Space
    Encapsulating
  • Space
    Outta This World
------

Lo mejor es dejar bien claras las reglas del juego desde el principio: eres huésped temporal, pero también que eres una mujer independiente que ha decidido guiar la vida de su familia a través de una serie de acuerdos con su pareja y es sólo a ustedes a quienes les incumben aspectos como la educación de sus hijos y la administración de sus ingresos. Por ello es muy importante hablar con ellos y dejar las cosas en claro desde el principio.

Por último, disfrútalos, ayúdalos y agradece todo lo que hacen por ti siguiendo estas sencillas recomendaciones:

  • Jamás pongas a tus padres por encima de tu pareja
  • No permitas que tu esposo se dirija despectivamente a ellos ni que los insulte
  • Pídele que no te presione para que tomes partido en situaciones que juzgas delicadas, como una diferencia de opiniones entre él y tu papá
  • Trátalos con respeto y cariño y exige lo mismo a tu pareja
  • Recuerda, tú y tu pareja, así como tus padres, deben saber de antemano que siempre habrá diferencias y que en ocasiones, será necesario ceder

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 2,67 out of 5)
Loading...