Soy un papá divorciado ¿es posible que mi hijo me olvide?

José Luis Flores · 3 abril, 2018

El divorcio no es el final de la relación con tus hijos. Sigue estos consejos para ser un papá a distancia pero no distante.

La separación de la familia después de un divorcio no es una ley. Contrario a lo que podrías pensar, mantener un vínculo cercano con tu hijo es posible y hasta puede mejorar. Pero, ¿cómo se construye una relación a pesar de la distancia?

 

No tienes que ser un padre distante 

 

Contigo a la distancia

 

Mantente cerca. Eres irremplazable y salvo que él sea muy pequeño, difícilmente te olvidará. De hecho, debes prepararte para hablarle sobre la esperanza de que en algún momento su relación sea igual o más cercana que antes.

Recuerda que si tú te has sentido triste o desorientado después del divorcio, esta sensación será aún más intensa en el niño. En esos casos, lo mejor es tratar de mantener el control de tus emociones y aceptar una cosa: en términos de pareja, el vínculo con su mamá se ha roto, pero jamás con él.

 

Checa: A los papás también les importa

 

Just like starting over

 

Para ti y el niño se trata de volver a empezar. “Santo que no es visto, no es adorado”, suele decir mi abuela y coincido con ella. Si su relación no era cercana antes del divorcio, debes trabajar el doble para que sienta tu presencia. Hay hombres que tienen una actitud incondicional hacia sus hijos, que sin importar lo qué suceda, están con ellos cuando los necesitan y les hacen saber que son amados e importantes.

Para lograrlo, platica y negocia con tu ex, lo que puede complicarse en caso de que no hayan llegado a un acuerdo. El primer paso es ser consciente de que por muchas razones ella está al frente de la situación y es preciso que la escuches, que intentes entenderla y sobre todo, que evites conflictos, porque el principal afectado serás tú.

Como padre, es normal percibir que la relación con tu hijo está en riesgo por no convivir con él de forma permanente, pero la decisión de continuar cerca sin importar los esfuerzos que debas realizar para lograrlo está en ti. En este sentido debes entender que el fortalecimiento después de la ruptura dependerá de tu habilidad para darle afecto y sentido de pertenencia al nuevo hogar. Siempre podrás ser un papá a distancia, pero evita ser un papá distante. Tu soltería no es pretexto para que evadas tu responsabilidad en su crianza y educación.

 

Checa: Papá, convive

 

¿Cómo debo actuar?

 

Evita que te mire sólo como el proveedor de los recursos económicos para su crecimiento y educación.
Asume los compromisos reales de tu paternidad, es decir, dedícale exclusivamente el tiempo que compartan.
Compensar la ausencia te será imposible, pero intenta cumplir puntualmente tu promesa de reunirte con él. Demuéstrale con acciones que sigues involucrado en su vida.

Habla con tu ex lo que sea necesario. Ambos deben ser cooperativos y respetuosos: el niño lo verá como un hecho positivo que reforzará su seguridad. Si los padres continúan peleando después de la ruptura, la relación entre el papá y su hijo tiende a deteriorarse.

En caso de que haya diferencias de opinión con tu ex, procura que no quede atrapado en medio de la batalla, y que se vea obligado a tomar partido. Cuando establezcas una nueva relación de pareja y ésta comience a formalizarse, prepáralo para compartir la estadía en tu casa con una persona extraña

 

Happy together
Actividades que contribuyen a fortalecer el vínculo padre e hijo:

 

  • Hagan ejercicio
  • Compartan hobbies o participen en cursos o excursiones juntos
  • Si deciden pasar tiempo en tu casa, ayúdalo con la tarea o bien, limpien u ordenen las habitaciones; hazle sentir que también es su hogar
  • Compartan juntos las vacaciones

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 2,50 out of 5)
Loading...