¿Adolescentes de 30 en casa? Principales errores que hay que evitar

Vidal Schmill · 21 febrero, 2018

Si haces bien tu trabajo de mamá, los hijos se irán, si lo haces mal, también. Pero si lo haces pésimo, se quedarán. ¡HORROR!

Si hace bien tu trabajo de mamá, los hijos se irán.
Si lo haces mal, también.
Pero si lo haces pésimo, se quedarán.

Cómo educar para que tus hijos lleguen a ser adultos y no se queden pasmados en la infancia o en la adolescencia. Una persona a partir de los años de preparatoria (16 – 19 años), necesita dominar algunas destrezas básicas para la vida.

Habilidades básicas para la vida
Justificaciones “educativas” que lo impiden
Debe ser capaz de hablar con desconocidos y distinguir entre buenas y malas personas. X     “No debes hablar con desconocidos”. Y terminan siendo incapaces de aproximarse a desconocidos por ayuda, guía e instrucciones en el mundo real externo al hogar.
Debe ser capaz de orientarse y encontrar lugares que no conoce. X     Acompañamos a los niños a todos lados, por lo tanto desconocen las rutas para llegar a lugares por su cuenta, transportarse y hacer un plan para llegar a sus destinos.
Debe ser capaz de administrar su tiempo para hacer sus tareas, cumplir con sus trabajos en fechas límite. X     Les recordamos que deben hacer sus tareas y cuándo hacerlas, a veces incluso a hacerlas, por lo tanto no saben jerarquizar actividades, manejar sus tiempos o cumplir con fechas límite sin que se lo recordemos.
Debe ser capaz de contribuir al funcionamiento cotidiano de una casa. X     No les pedimos que ayuden con tareas domésticas pues su lista de actividades les deja poco tiempo para otra cosa que lo escolar y clases adicionales. No saben satisfacer sus propias necesidades, las de los demás o hacer lo que justamente les corresponde por el bien general.
Debe ser capaz de manejar conflictos interpersonales. X    Intervenimos rápidamente para resolver malentendidos y reparar sus sentimientos heridos y no saben como lidiar y resolver conflictos sin nuestra intervención.
Debe ser capaz de lidiar y resolver altas y bajas en la escuela, de sus trabajos, con sus compañeros, competencia, maestros duros, etcétera. X    Intervenimos cuando las cosas se ponen difíciles, extendemos plazos y hablamos con los maestros, y no aprenden que a lo largo de la vida las cosas no siempre suceden como ellos desean y que a pesar de ello estarán bien.
Debe ser capaz de ganar y administrar su propio dinero. X    No trabajan bajo ningún motivo, reciben dinero de nosotros para todo lo que necesitan o desean, por lo tanto no desarrollan un sentido de responsabilidad para completar tareas de trabajo, responsabilidad ante personas que no los quieren, ni aprecian el costo de las cosas y cómo manejar su dinero.
Debe ser capaz de tomar riesgos. X    Les preparamos el camino para que no tenga contratiempos, por lo tanto no comprenden que el éxito se obtiene solamente después de intentar, fallar e intentar nuevamente (entereza) o curtirse cuando enfrentan y resuelven adversidades (resiliencia)

 

Tus hijos de 16 años en adelante deben hacer estas cosas si llamarte o pedirte ayuda

Educar tiene como meta que tus hijos sean aptos para vivir su vida SIN ti. Van a vivir más años sin ti que contigo. La meta no es que te abandonen, sino que no te necesiten para vivir su propia vida de manera autónoma y constructiva.

 

Errores a evitar:

1. Cuidado cuando no les das responsabilidades domésticas cotidianas. Si reduces sus responsabilidades ¿cuándo ejercitará y desarrollará su responsabilidad personal?

2. Cuidado con exagerar el temor a los extraños. No tienes que ser su guardaespaldas, ni acompañarlos a todos lados.

3. Cuidado con permitir que tus miedos dominen la mayoría de tus decisiones. Permisos, salidas, experiencias que impides que no están basadas en hechos sino en temores generalizados.

4. Cuidado cuando le cargas las cosas a tus hijos, eres su chofer particular o su asistente personal incluso para hacerles sus tareas. O dosificas las actividades o te organizas para compartir esto con más personas. Sus mochilas, loncheras y demás las debe cargar siempre tu hijo(a).

5. Cuidado con abusar del término bullying. No todas las dificultades, conflictos o pleitos que tu hijo(a) tenga son bullying.

6. Cuidado con irte a cualquiera de los dos siguientes extremos: control excesivo o falta de estructura. Controlar todo en la vida de tus hijos hará que sean inútiles, la falta de estructura les impedirá tener orden para hacer las cosas bien y terminarlas.

 

Propuestas:

1. Descubre tu pasión y dedícale tiempo, no la abandones. Tus hijos no son tu pasión, son tu amor y responsabilidad, pero tu pasión es sólo tuya. Si tu proyecto de vida son tus hijos, intentarás atarlos a ti. A cierta edad hay que soltarlos y para poder hacerlo tienes que tener un proyecto de vida propio, más allá de tus hijos.

2. Aprende a decir no a actividades que te distraen de tus actividades personales. No significa que no colabores o participes en juntas y actividades escolares, pero tampoco debes dedicarte a ellas a costa de otras prioridades. Ten tiempo para ti misma(o).

3. Acepta que tendrán novios, novias y finalmente, vivirá con su pareja. Siendo un joven adulto tendrás que aceptarlo. Pero tendrá que vivirlo en sus propios espacios, no en los tuyos.

4. No pagues cosas, ni mantengas a tus hijos después de los 25 años. Tal vez puedas apoyar en algún proyecto o cambio, pero no lo mantengas. Si tú pagas, ellos nunca lo intentarán.

5. Cuidados cuando aceptas regresos a casa sin condiciones. Si regresa solo(a) o con hijos(as) en ambos casos el regreso es temporal y con condiciones de convivencia y pago. Pon fechas límites para que se muden y que se cumplan.

Los hijos necesitan una mamá o papá humano, no una súper mamá o un súper papá.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (17 votes, average: 4,59 out of 5)
Loading...