¿Moja la cama por estrés?

Nancy Steinberg · 18 enero, 2017

Las tareas, compañeros, los maestros y tú le pueden provocar angustia. Apóyalo para que no suceda.

¿Ya extrañan las vacaciones? Para la mayoría de las personas, estos días representan un período de descanso y convivencia familiar. Por eso, tu hijo las espera con gusto. El problema empieza cuando ya de regreso en la escuela, comienza a comportarse de forma “diferente” y hasta moja la cama por estrés. ¡Sí! Estrés.

¿Tu hijo siente estrés?

Hay muchas formas de darte cuenta si tu hijo tiene estrés escolar. Fíjate si:

  • Tiene temor al maltrato o agresión por ser diferente
  • Entrega trabajos incompletos o extemporáneos
  • No sabe la respuesta de algún problema
  • Es lento en las actividades del salón o en los deportes
  • Se siente incómodo por no llevar ropa de moda
  • Pierde documentos o libros
  • No tiene los materiales adecuados y completos para trabajar

¿Y si amanece mojado por el estrés?

¡No lo hace al propósito! ¿Sabías que el estrés puede ocasionarle enuresis? Para que lo identifiques, debe orinarse de manera persistente al menos 2 veces por semana, durante 3 meses consecutivos, y tener más de 5 años de edad. Existen diferentes tipos de enuresis y sus causas también dependen de varios factores:

  • Algunos niños pierden el control de esfínteres en situaciones estresantes, como entrar a la escuela o el regreso a clases después de vacaciones.
  • Una maduración más lenta de la vejiga, lo que significa que alcanzará el control un poco más tarde que la mayoría de los niños de su edad porque su vejiga se está desarrollando más lentamente.
  • Si duerme muy profundamente, la sensación de la vejiga llena no es detectada, por lo que no se despierta para ir al baño.

Castigar a un niño por hacerse pipí en la cama es tan malo como  castigar a uno de un año por caerse cuando está aprendiendo a caminar.

En todo caso, como podemos ver, se trata de un trastorno, no una conducta inadecuada por parte del niño.

¿Qué puedes hacer para ayudarlo si tiene enuresis?

  • Transmitirle seguridad y confianza en sí mismo.
  • Apoyarlo inculcando hábitos escolares, en especial en la organización de las tareas: marcar y respetar horarios de tareas, así como jerarquizar prioridades.
  • Procurarle un ambiente adecuado para que la realicen.
  • No incluir muchas actividades extra escolares que los saturen y angustien por abarcar demasiado.
  • Proporcionarle el tiempo de descanso y juego que necesitan para su desarrollo.
  • No presionarlo con altas expectativas o devaluar sus logros sino reconocerlos y ayudarle a reconocerlos.

Apóyalo para resolver el problema, con grandes cantidades de amor y comprensión. Para enfrentar este problema tú no estás sola – y él tampoco debe sentir que lo está.

Encuentra más temas de Nancy Steinberg aquí y en su página web.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (9 votes, average: 4,22 out of 5)
Loading...