Mi casa es un tiradero

Redacción bbmundo · 21 abril, 2015

Te sorprenderá saber que el desorden no siempre es malo.

Una persona nunca vuelve a ser igual cuando tiene un hijo y tampoco una casa pues estará bombardeada con sus juguetes, encontrarás líquidos pegajosos derramados por el piso, pedazos de plastilina enterrados en la alfombra y quien sabe cuántos tipos de bacterias. La manera en que los niños pueden producir caos en un minuto también puede tirar la voluntad de la madre más dedicada.

En lugar de preocuparte, sube los pies a la mesa y revélate con este hecho: el desorden puede ser bueno para los niños. “Una razón importante para tener una casa más tirada es la simple salud física”, asegura David H. Freedman, coautor de A Perfect Mess. “Entre más descubrimos acerca del asma, microbios y el sistema inmune, más entendemos que parte de estar sanos es estar expuestos a gérmenes y desarrollar defensas a una edad temprana”.

Hechos

  • Una casa desordenada tiene beneficios cognitivos. Cuando juegas o trabajas en un espacio desordenado “puedes ver muchas cosas en un sólo lugar, lo cual puede traer estimulación al azar”, afirma Freedman
  • Los niños y los adultos tienen más ideas cuando tienen muchas cosas frente a ellos. Esto se debe a que “están menos restringidos
  • Fomentas su creatividad. Digamos que tienes una regla en la que tu hijo puede jugar sólo con un juguete y cuando termina de usarlo, debe guardarlo y sacar otro. ¡Está muy bien! ¿Pero qué pasaría si dejamos que sea desordenado al menos una vez? Si le permitimos serlo y le dejamos hacer la torre y sacar un muñeco para pretender que trabaja en ese edificio, tiene mayores posibilidades de desarrollar su creatividad

Así que la próxima vez que veas un juguete fuera de su lugar o un objeto mal colocado no permitas que te invada el estrés; piensa que un poco de desorden puede ser benéfico para el desarrollo de tu hijo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (33 votes, average: 4,30 out of 5)
Loading...